Notas de interés

Estos son los  Diez consejos que precisa una Oficina de Farmacia a la hora de llevar a cabo su gestión de manera eficiente.

 DECÁLOGO DE LA GESTIÓN DE LAS OFICINAS DE FARMACIA

decalogo

  • AMAF considera el 2012 como un año de recortes en el sector de las oficinas de farmacia.
  • No obstante, Fernando G. Albertos,  Presidente de AMAF, considera que pese a los vaivenes del año, el sector de las oficinas de farmacia, si se pone en marcha en ellas una gestión profesional, pueden generar oportunidades.

Desde la Asociación Madrileña de Asesores de Farmacias, AMAF, podemos afirmar que el pasado 2012 ha sido un año de vaivenes. La entrada en vigor del RD 16/2012 inició una oleada de ciertos descensos que se ha saldado con la disminución en número de recetas, en gasto farmacéutico e incluso en facturación, entre otros.

Según el residente de la asociación, Fernando G. Albertos, “hoy, más que nunca, las farmacias han de buscar caminos antes olvidados para incrementar la rentabilidad de su negocio y, así, introducir nuevos servicios en la botica que potencien el consejo farmacéutico hacia el cliente.” Y es que, dado el momento actual, desde AMAF se aconseja analizar la situación de forma realista y adaptarse a los cambios de manera que la oficina de farmacia pueda ser capaz de aprovechar y generar oportunidades”.

Los diez factores que debe tener en cuenta una oficina de farmacia:

1. Promoción de la profesionalización y la  excelencia. En este sentido la inversión en la formación de los equipos de trabajo y en el propio titular,  resulta clave.

2. Asesoramiento profesional. La farmacia es una empresa de mayor o menor tamaño, y en este sentido, precisa del mejor asesoramiento profesional y sobre todo experto en aquellos aspectos del sector que se encuentran ligados a la legislación, contratos, fiscalidad, protección de datos y otros que escapan al conocimiento del titular. Empresas que asesoran a empresarios evitando determinados agentes que están en el mercado cuya función no es precisamente el asesoramiento profesional.

3. Planifique su fiscalidad y finanzas con expertos y profesionales independientes. Resulta tremendamente necesaria la anticipación de posibles resultados económicos y cómo repercutirán estos en la farmacia y en el propio titular. Déjese aconsejar por quienes conocen la materia y se dedican a ello profesionalmente.

4. Existe una gran confianza del paciente en sus farmacéuticos. Esto es un dato que debemos aprender a utilizar para fomentarlo y buscar la fidelización y desarrollo del cliente. El 82% de las compras en farmacia se realizan por cercanía. Según un estudio realizado en el año 2010, tan sólo un 18% de los consumidores tenía la iniciativa de moverse lejos de donde le surge la necesidad para adquirir sus productos de farmacia. La confianza debe ser la clave para realizar una excelente atención al público.

5. Debemos comenzar la distinción entre lo “urgente”, y lo importante”. Debido al tamaño de nuestro negocio, y a los pocos recursos disponibles, continuamente tendremos que realizar tareas urgentes propias de nuestra profesión de farmacéuticos: atención de pacientes, resolución de problemas rutinarios, recepción de pedidos, etc… pero no debemos con ello, resolviendo estas cosas urgentes y necesarias, olvidar los asuntos importantes, puesto que si nadie lleva el timón gerencial de la farmacia, ésta puede hacerse vulnerable a cualquier amenaza externa o interna que venga.

6. Convertir en rutinarios los tiempos de gerencia. Reservando a lo largo de la semana una serie de horas para realizar estas funciones que son de capital importancia para la optimización de la farmacia.

7. Trabajar con planificación. Una característica muy extendida en el sector farmacéutico es trabajar, desde el punto de vista gerencial, sin una planificación apropiada. Los problemas de tiempo, la cantidad de información que nos llega, así como la falta de experiencia como gerentes de un negocio, hace que en  ocasiones actuemos de forma impulsiva, sin un plan preestablecido, tomando decisiones importantes sin la debida planificación.

8. Otro de los grandes retos a los que nos enfrentamos es a optimizar los recursos que tenemos. Es bastante usual no obtener todo el rendimiento que nos pueden aportar, teniendo, en ocasiones, ingentes pérdidas de recursos tanto económicos como sociales, o la necesidad de tener más recursos de los necesarios.

9. Pensar en nuestros clientes siempre. Fundamental será, a la hora de cuidar del paciente, realizar un gran sondeo farmacéutico, y observar qué necesidades tanto principales (éstas las cumplimos todos), como secundarias (éstas sólo los grandes gestores de atención al público), tiene el paciente, con el fin de cubrirlas.

10. Internet y las farmacias. Teniendo en cuenta la prohibición de publicidad de las farmacias, es conveniente explorar vías de acercamiento al mercado en aspectos como parafarmacia y otros, aprovechando medios y herramientas tecnológicas que permitan diversificar riesgos e incrementar ganancias. Existen otros indicadores que nos permiten certificar que la farmacia está evolucionando hacia un modelo más dinámico y menos pasivo o dependiente de las recetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s