La regulación de los horarios de apertura y cierre de las oficinas de farmacia en el Anteproyecto de Ley de Farmacias de la Comunidad de Madrid

En la actualidad la regulación de los horarios de apertura y cierre de las oficinas de farmacia está regulada por la Ley 19/1998 de 25 de noviembre de Ordenación y atención farmacéutica de la Comunidad de Madrid con algunas modificaciones posteriores que se han venido publicado mediante la Ley 6/2011 de 28 de diciembre de Medidas Fiscales y Administrativas y el Decreto 259/2001 de 15 de noviembre por el que se establecen los horarios de atención al público, servicios de guardia y vacaciones de las oficinas de farmacia en la Comunidad de Madrid.

abierto 12 horas.JPG

No obstante era necesario la publicación de una nueva normativa actualizada, que se adecúe a la realidad presente y que se adapte a las circunstancias actuales y pretensiones de los farmacéuticos los cuales demandan más libertad en cuanto a su ejercicio profesional.

HORARIOS DE APERTURA DE OFICINA DE FARMACIA

Dicho Anteproyecto publicado el pasado día 17 de enero de 2018 recoge la regulación de los horarios de apertura de los establecimientos de oficina de farmacia en su Capítulo II concretamente en el Artículo 25 que textualmente dispone: “…

2. Se considerará horario ordinario y oficial de apertura, aquel en el que las oficinas de farmacia tendrán que permanecer obligatoriamente abiertas para prestar la debida atención farmacéutica a los ciudadanos, quedando excluido del mismo el correspondiente al servicio de guardia.

3. El horario ordinario y oficial de las oficinas de farmacia tendrá carácter de mínimo y comprenderá 40 horas semanales, en días laborables, de lunes a sábados inclusive. Dichas horas estarán distribuidas diariamente en una franja fija y en una franja variable.

La franja fija estará incluida de lunes a viernes entre las 10 y las 13 horas y entre las 17 y 20 horas y el sábado de 10 a 13 horas. La franja variable se determinará voluntariamente por las oficinas de farmacia.

4. El horario ordinario y oficial de las oficinas de farmacia de municipios de menos de dos mil habitantes que no cuenten con centro de salud con servicio de urgencias podrá ser de 35 horas semanales, que podrán realizar de forma continuada.

5. El horario que se decida realizar tendrá carácter anual y será comunicado previamente, antes del 15 de diciembre de cada año, a la Administración Sanitaria y al Colegio Oficial de Farmacéuticos.

6. El horario podrá ser ampliado a iniciativa de su titular, debiendo ser objeto de comunicación previa dirigida, a la autoridad sanitaria y también al Colegio Oficial de Farmacéuticos, con antelación de dos meses a la fecha prevista para el inicio de la ampliación, quedando obligado a la apertura de la oficina de farmacia con tal horario ampliado hasta el 31 de diciembre del año en que se inicie su aplicación.

Tanto el horario ordinario y oficial, como su aplicación, si la hubiera, se presumirán prorrogados por sucesivos periodos anuales a no ser que medie notificación de renuncia o de cambio por parte de su titular, efectuada con antelación anteriormente señalada.

7. Las oficinas de farmacia deberán exponer al público de manera visible y permanente su horario de apertura debidamente actualizado.”  Si bien el Anteproyecto de la futura Normativa contiene cambios favorables como son la posibilidad de distribuir el horario oficial –franja fija y franja variable- y la eliminación de los Módulos de horario que están establecidos en los casos que se optase por ampliación de horario – que en el futuro sería libre – también es cierto que el resto de la regulación es volver a un retroceso a lo ya legislado toda vez que obliga al farmacéutico a mantener el horario ampliado hasta el 31 de diciembre del año en que se inicie tal modificación, obligación que en la actualidad no existe pudiendo el farmacéutico en cualquier momento reducir el tan citado horario de su farmacia con un preaviso de tres meses. En efecto, pueden surgir circunstancias que imposibiliten poder cumplir el horario ampliado proyectado ya sean del farmacéutico titular actual o en su caso del nuevo adquirente.

Por otra parte, se obliga al farmacéutico a comunicar tal ampliación con una antelación de dos meses a la fecha prevista de inicio cuando en la actualidad es inferior, ya que es de un mes, y debiendo comunicar con carácter anual y antes del 15 de diciembre la elección de la distribución del horario ordinario y oficial –franja fija y franja variable- .

Es paradójico que dicho Artículo 25 es su párrafo 1 establezca que las oficinas de farmacia prestarán su servicio en régimen de libertad y flexibilidad para establecer seguidamente una normativa menos flexible que la existente en la actualidad.

CIERRE DE OFICINA DE FARMACIA

La regulación del cierre voluntario de las oficinas de farmacia viene recogido en el Artículo 28 del comentado Anteproyecto que textualmente dispone en:

“1. Sin perjuicio de las vacaciones reguladas en el artículo anterior, el cierre voluntario con carácter temporal y por causa justificada, de una oficina de farmacia, requerirá de autorización previa y no podrá exceder de dos años. Trascurrido el plazo de dos años sin comunicación de reapertura, se procederá a la declaración de caducidad de la autorización y a su cierre definitivo.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el cierre voluntario de oficinas de farmacia por tiempo no superior a diez días, únicamente estará sujeto a comunicación previa a la autoridad sanitaria. En tales supuestos, el cierre no podrá exceder de un mes al año, en cómputo total y deberá, en todo caso, garantizar la realización de los servicios de urgencia que tenga asignados.

3. En todo caso, para proceder a la autorización del cierre voluntario temporal de las oficinas de farmacia, la autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de forma previa y, en su caso, adoptar las medidas necesarias para garantizar la atención farmacéutica a la población, especialmente en los municipios de farmacia única.

4. La intención de proceder al cierre voluntario definitivo de una oficina de farmacia, cuando no traiga causa de los dispuesto en el artículo 32, deberá ser comunicado por su titular a la autoridad sanitaria con, al menos, seis meses de antelación.”

En la actualidad para el cierre voluntario temporal no se requiere de la autorización previa del mismo sino simplemente la comunicación a la autoridad sanitaria siempre que fuera por un plazo no superior a dos años lo que en este supuesto se consideraría definitivo.

Con la nueva regulación cuando el plazo de cierre es superior a 10 días es de obligado cumplimiento pedir autorización previa y según se desprende de la redacción del articulado, dicha autorización será discrecional por parte de la autoridad sanitaria “…la autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de forma previa…” cabiendo en su consecuencia la posible negativa de esa autorización.

La proyectada futura Normativa en cuanto a los cierres voluntarios de las oficinas de farmacia es sorprendentemente más restrictiva que la existente pudiendo llegar a obligar al farmacéutico a mantener su oficina de farmacia abierta cuando puedan sobrevenir situaciones que le avoquen al cierre temporal de la misma, limitando de nuevo por tanto la libertad y flexibilidad de la actuación farmacéutica que la misma proyectada Ley recoge.

Respecto al cierre forzoso de las oficinas de farmacia que viene recogido en el Artículo 29 del tan nombrado Anteproyecto, prácticamente no proyecta cambio sustancial alguno con la situación actual.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s