Auxiliares y Técnicos en Farmacia en el Anteproyecto de Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid

El Anteproyecto de Ley de Ordenación de farmacia dedica el Capítulo II, sección 2ª a los Recursos humanos de la farmacia. Dicho articulado hace un repaso de todas las categorías posibles en la farmacia. En concreto nos hemos detenido en los auxiliares y los técnicos de farmacia.

Consideramos que, el Anteproyecto se olvida de los Auxiliares de Farmacia y de los Técnicos, que hoy por hoy es un colectivo importante en el sector, con una gran capacitación profesional fruto de su titulación y experiencia.

En el caso de los técnicos en Farmacia han tenido que superar unos estudios específicos de acuerdo con el RD 1689/2007 a lo que se une el trabajo del día a día en una oficina de Farmacia.

tecnicos

En el caso de los auxiliares de farmacia han logrado el reconocimiento profesional después de haber prestado servicios cuatro años como ayudantes en farmacia.

Ambas categorías laborales son imprescindibles en el funcionamiento de cualquier oficina de Farmacia.

Las referencias que se hacen del personal Técnico y Auxiliar en en Anteproyecto son mínimas, y parece que las funciones que les atribuye son de carácter marginal, así en el artículo 18.2 se alude a ellos de forma indirecta al describir los recursos humanos de la oficina de farmacia:

“Ejercerán su actividad en la oficina de Farmacia cuantos Técnicos y Auxiliares resulten necesarios para el correcto desarrollo de las funciones y servicios propios de aquella” y en el artículo 12 cuando trata del “Acto de dispensación” dispone que “la presencia de farmacéutico es requisito inexcusable para llevar a cabo la dispensación”. Habría sido deseable que hubiera dicho: “sin perjuicio de la presencia y control del titular farmacéutico y demás farmacéuticos de la oficina de farmacia la dispensación la puede realizar el personal Auxiliar y Técnico contratado en la oficina de farmacia”.

El convenio colectivo laboral de empleados de oficinas de farmacia, sí que hace una pormenorización de funciones de estos colectivos. En el caso de Técnicos en Farmacia hace una remisión expresa al Real Decreto 1689/2007 de 14 de diciembre, que en su artículo 5 contiene una completa relación de competencias propias de este personal, y para las que han sido debidamente formados al obtener el título de Formación profesional de grado medio de Técnico en Farmacia, de las que destacamos las siguientes:

Artículo 5. Competencias profesionales, personales y sociales DEL TÉCNICO EN FARMACIA.

Las competencias profesionales, personales y sociales de este título son las que se relacionan a continuación:

b) Asistir en la dispensación de productos farmacéuticos informando de sus características y de su uso racional.

c) Realizar la venta de productos parafarmacéuticos, atendiendo las demandas e informando con claridad a los usuarios.

d) Preparar los productos farmacéuticos para su distribución a las distintas unidades hospitalarias, bajo la supervisión del facultativo.

Y respecto al Auxiliar de Farmacia el vigente XXIV Convenio Colectivo Nacional para oficinas de Farmacia en su anexo II describe a este colectivo atribuyéndole funciones específicas:

III. Grupo tercero: Personal Auxiliar de Farmacia Comprende los siguientes subgrupos profesionales: a) Auxiliar de Farmacia. Es quién después de haber desempeñado durante cuatro años las funciones propias del Ayudante, colabora en la preparación de fórmulas magistrales, realiza todas la labores concernientes al despacho general de fórmulas y especialidades farmacéuticas,prepara pedidos, clasifica y registra documentos y efectúa trámites administrativos para la liquidación de las recetas de la Seguridad Social.

De lo que dice el Convenio Colectivo destacamos la frase de “Realiza todas las labores concernientes al despacho general de fórmulas y especialidades farmacéuticas…”.

Lo que no puede significar otra cosa más que, que lo puede hacer legalmente, sin cortapisas ni limitaciones, disponiendo de acreditación legal para llevarlo a cabo. Sus funciones no pueden quedar relegadas a la ordenación de pedidos y revisión de caducidades, funciones éstas últimas muy importantes pero que no justificarían en sí mismas la contratación de un Técnico o Auxiliar en una oficina de Farmacia.

Estas funciones en el Anteproyecto de Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid no se han recogido y sin duda puede causar consecuencias graves en el sector.

Una norma no puede olvidar la realidad, y dejar sin regulación una actuación que es habitual en las oficinas de Farmacia desde siempre. Tal y como se presenta el Anteproyecto la inseguridad jurídica que crea es importante, pues si aplicamos una interpretación rigurosa no podrán dispensarse medicamentos por los Técnicos y Auxiliares de Farmacia, al carecer éstos del certificado electrónico necesario para la dispensación de recetas electrónicas del Sistema de Salud.

Pero tampoco podemos decir que el Anteproyecto ordene que se deba prescindir del personal Técnico y Auxiliar pues en su artículo 19.e dispone que le corresponde al farmacéutico titular dotar de la debida formación a los Técnicos y Auxiliares de la plantilla de la oficina de farmacia para la correcta realización de las funciones, actividades y servicios que se le encomienden. Lo que no dice es lo que puede hacer legalmente este colectivo.

De la actual redacción de este Anteproyecto y en lo que se refiere a los Técnicos y Auxiliares de Farmacia, será más que probable que se produzcan numerosos despidos por Causas Objetivas motivados por razones Técnicas al quedar patente su incapacidad legal para que puedan efectuar la dispensación de medicamentos que requieran receta médica, siendo sustituido este personal con farmacéuticos adjuntos, con un coste salarial muy superior y que en nada contribuirán a mejorar la rentabilidad de la oficina de farmacia que ha sufrido de forma implacable los efectos de la crisis económica y del que poco a poco se estaba recuperando.

También es desconcertante lo dispuesto en el artículo 19.4 b del anteproyecto, que exonera de la necesidad de contratación de Farmacéuticos adjuntos en oficinas de farmacia que permanezcan abiertas más de 40 horas semanales cuando la farmacia esté ubicada en municipios de menos de dos mil habitantes.

¿Podríamos entender que los técnicos y auxiliares podrían dispensar sin la presencia del Farmacéutico titular? o ¿Podrían autorizarse a los técnicos y auxiliares a utilizar la acreditación electrónica del titular en ausencia de éste?.

Efectivamente, la ley no lo dice, pero tampoco dice lo contrario.

Los Titulares de oficinas de farmacia deben mucho a los Auxiliares y Técnicos en Farmacia y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid lo sabe muy bien, no es justo que se olvide a un sector necesario en la oficina de Farmacia y que hasta ahora ha cumplido con profesionalidad las funciones que le son propias.

Consideramos por tanto que los Auxiliares y los Técnicos en Farmacia han sido los grandes olvidados en la Ley de Ordenación Farmacéutica de la Comunidad de Madrid.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s